Notas de actualidad.

 

     En el día de hoy (29 de junio de 2008, festividad de San Pedro), dos personajes con sangre atlética (con glóbulos rojos y glóbulos blancos), han contribuido a que España, merecidamente, sea de nuevo CAMPEONA DE EUROPA DE FÚTBOL.

      En estos años en los que nuestro seleccionador: Luis Aragonés, ha estado comandando “la roja”, han sido innumerables las críticas e incluso insultos a su labor y persona, especialmente por “olvidarse” de dos jugadores como son Raúl y Guti (que han realizado una estupenda temporada con el Real Madrid, pero que no entraban en los planes del “mister”). Dice un dicho español que “cada maestrillo tiene su librillo”, cuanto ni más un auténtico catedrático del fútbol como es este señor. Hoy, muchos de sus  detractores (no todos, ya que los necios es imposible que cambien) califican su labor con: “MATRÍCULA DE HONOR”. La prensa extranjera pone a Torres por las nubes a lo largo de toda la Eurocopa, no sólo en la final y sin embargo aquí, en muchos foros deportivos aparece calificado como “Paquetorres”. Pues bien, queramos o no queramos, gracias al “anciano maniático”, al “Paquetorres” y al elenco de jugadores que forman la selección elegida por Don Luis Aragonés, hoy podemos elevar  al cielo de Europa aquello de : ¡CAMPEONES, CAMPEONES, OE, OE, OE! …¡AHORA VAS Y LO CASCAS!

     Haced la autocrítica que creáis conveniente y que cada palo aguante su vela. Os mando unas fotos explicativas:

 El anciano cabezón.

 

 

Paquetorres” elevándose por encima de un jugador de 196 cm de altura. Resultado: al palo.

 

 

Paquetorres” esprintando junto a uno de los defensas más rápidos de Europa, resultado: lo adelanta.

 

 

Paquetorres” golpeando el balón por encima del portero alemán, con el efecto suficiente para que vaya a portería. Resultado: Gol de España. España es campeona de Europa.

 

 

El niño se chupa el dedo”, la pelota ha acabado dentro de la portería.

 

 

El magnífico portero de la selección española, como capitán de la misma, levanta la copa de campeones de Europa.

¡Ahí queda eso!

Saludos para todos, Pedro.