El amor verdadero no tiene final feliz. El amor verdadero no tiene final.