Toda la sabiduría del mundo puede concentrarse en la cabecita de una niña.

 

Una  maestra  primer grado estaba discutiendo con su grupo la pintura de una familia. Había un niño en la pintura que tenía el cabello de color diferente al del resto de los miembros de la familia. Uno de los niños del grupo sugirió que el niño de la pintura era adoptado y una niña compañera del grupo le dijo:

-Yo sé todo sobre adopciones por que yo soy adoptada.

-¿Que significa ser adoptado?

preguntó otro niño, a lo que la niña contestó:

-Significa que tú creces en el corazón de tu mamá en lugar de crecer en su vientre.