Oye, ¡qué mi gato ha matado a tu perro!.

- ¡Pero que dices idiota, si mi perro es un doberman!


- Ah, pero es que mi gato es hidráulico.