Un pequeño matiz diferenciador:

mientras los caballos de la hípica viven en cuadras...

 

 los del ajedrez lo hacen en cuadros.