Tan real como la vida misma. "COMPROMETIDOS"

 

                                                                                                                  

Cuando un hombre te roba  tu mujer no hay mayor venganza que dejar que se la quede. Sacha Guitry.


 

Después de casarse, marido y mujer se vuelven caras de una misma moneda; no pueden verse, pero siguen juntos.
Hemant Joshi.


 



Por todos los medios, cásate. Si tu mujer es buena, serás feliz. Si tu mujer es mala, serás un filósofo.
Sócrates.


 

 
Las mujeres nos inspiran grandes cosas, y no nos dejan conseguirlas.
A. Dumas.


 

                                                   

Recientemente leí que el amor es una cuestión de química. Debe ser por eso que mi esposa me trata como si fuera un desecho tóxico.
D. Bissonette.


 

 


La gran pregunta... que no he podido responder... es: ¿qué es lo que quiere una mujer?
Sigmund Freud .


 


Crucé unas palabras con mi mujer… y ella cruzó unos párrafos conmigo.
Anónimo.


 


“Algunas personas nos preguntan el secreto de nuestro largo matrimonio. Nos reservamos tiempo para ir a un restaurante dos veces por semana. Luz de  velas, cena, música suave y baile. Ella va los jueves y yo los viernes”.

Henny Youngman.


 



“No me preocupa el terrorismo. Estuve casado por dos años”

Sam Kinison.
   





 

“Hay una manera de transferir fondos que es más rápida que en el banco. Se llama matrimonio”. James Holt McGavran.  




“Tuve mala suerte con mis dos esposas. La primera me dejó, la segunda  no”. Patrick Murray.


 

    

Dos secretos para mantener vivo el matrimonio
1. Cuando estés errado, admítelo
2. Cuando tengas razón, cállate.

Nash


 



La manera más efectiva de recordar el cumpleaños de tu esposa es olvidarlo una vez.
 Anónimo.


 

 

¿Sabes qué hacía antes de casarme?... todo lo que quería.

Henny Youngman.



 

Mi esposa y yo fuimos felices durante veinte años. Después nos conocimos.
Rodney Dangerfield.


 



Una buena esposa siempre perdona a su marido cuando está equivocada.

Milton
Berle.


 



 

Un hombre puso un anuncio en el periódico: “Busco esposa”. Al día siguiente recibió cien cartas. Todas decían lo mismo: “Puedes quedarte con la mía”. Anónimo.  


 

 


En una conversación entre amigos, un hombre dice orgullosamente: -“¡Mi esposa es un ángel!”


A lo que otro hombre responde entristecido: -“Tienes suerte, la mía sigue viva”.

Anónimo