Historias rurales 1.

Juan, hijo del pastor, y María, hija del tractorista, eran  dos jóvenes campesinos que  paseaban por la finca del marqués de Ribagorza, donde residían junto a sus padres.

 

Al pasar junto a la cuadra de los caballos, María se detiene y le pregunta: 


-Oye Juan, ¿cómo sabe el caballo cuándo “la yegua quiere”? 

 

A lo que Juan responde : 


- Por el olfato...


 

Juan y María siguen caminando y un poco más adelante ven una pareja de perros junto a su caseta, María se detiene de  nuevo y pregunta: 

- Juan. ¿Cómo sabe el perro cuándo “la perra quiere”? 
 

Responde Juan: 


- Por el olfato... 


 

 

 

 

Unos cuantos metros más allá, pasan junto al establo y María vuelve a preguntar: 


-Juan. ¿Cómo sabe el toro, cuándo “la vaca quiere
?

 

Responde Juan, muy pacientemente:

 
- María, ya te he dicho que por el olfato...

 
 

 

 

 

 

Después de esperar un rato y mirarlo tierna y fijamente a los ojos, María le pregunta:

 
- ¿Y tú, Juan...? ¿ eres maricón o estás resfriado?