¿Quién dijo que para jugar al fútbol no hacía falta saber un poco de ballet?