El que nace pobre y feo tiene grandes posibilidades de que al crecer se le desarrollen ambas condiciones.